Contacto

Menú de inicio

Languages

Buscar en Google

Ventilación

Ventilación

Los elementos operativos eléctricos integrados en un armario de control, como convertidores de energía, transformadores, bobinas de inductancia, contactores, relés, etc., emiten calor de disipación en el aire ambiental.

 

Si no se elimina el calor de disipación, la temperatura interna del armario puede superar la permisible para equipos eléctricos. Esto representa un riesgo en particular para componentes electrónicos.

Por tanto, el calor debe eliminarse para evitar fallos de funcionamiento y tiempo de inactividad. No se recomienda el uso de ventilación natural (mediante cúpulas, agallas, etc.), pues el riesgo de contaminación es muy alto y además no es posible mantener el grado de protección del armario.

 

En estos casos, la ventilación forzada con filtros integrados adecuados es la opción idónea. En este sistema, el aire ambiente más frío es absorbido por un ventilador situado en la parte inferior del armario de control al tiempo que se filtra, y después se inyecta en el cuerpo del armario.

 

Aquí, el aire absorbe el calor disipado y después se elimina mediante un filtro de escape situado en la parte superior del armario. Una sobrepresión creada simultáneamente en el armario impide la entrada de partículas de polvo en las aberturas de la carcasa. No se recomienda eliminar el aire caliente por succión, pues el vacío parcial creado dentro del armario neutralizaría el efecto protector contra el polvo.

 

Nuestros ventiladores de filtrado cumplen las normas CE pertinentes.

 

Prueba voltaje-contacto con respecto a DIN 31001. La resistencia a cuerpos extraños y agua IP54 (EN 60529) se obtiene mediante una combinación del flujo de aire horizontal con una junta incluida de serie.